Mi propuesta para esta semana es que tomes conciencia de tus estados de ánimo de forma consciente.

Obsérvate en los diferentes ambientes de tu día a día y analiza como te sientes, en casa, en el trabajo, en tus hobbies, en tu forma de cuidarte, en tu forma de hablarte.

Allá donde observes bajos estados de ánimo, ponte manos a la obra con tus hormonas y se parte activa de tu mejora.