Como sabes, la práctica informal pretende introducir la atención plena en aquellas cosas que hacemos de forma rutinaria cada día, o al menos, alguna vez a la semana.

Esta semana te propongo que pongas este trabajo durante el arranque de tu día. Me da igual que trabajes o no. Al comienzo del día, de camino a realizar tus obligaciones de la mañana quiero que observes en conciencia tu actitud, tu estado de ánimo.

¿desde donde afrontas el trabajo o las tareas de la mañana? ¿desde la ilusión por tener un nuevo día de vida o desde una mirada esclava que te resta tiempo de bienestar por el hecho de tener obligaciones? ¿eres consciente de la suerte que tienes de estar vivo?¿eres consciente de la suerte que tienes de tu salud, de tus recursos materiales?

Afrontar el día desde una actitud consciente y agradecida por tener una nueva oportunidad, nos da una visión espectacular de cada día que nada tienen que ver con actitudes pasivas o quejicas que nos convierten en borregos productivos e infelices.