Esta semana sigo introduciendo aplicaciones del Mindfulness en el mundo de la empresa.

La falta de concentración es una de las dificultades principales que encontramos para poder llegar a cumplir con todo lo que nos proponemos. Nuestra mente, busca incesantemente estímulos externos para distraer la atención y cada día, tenemos más puntos de distracción a nuestro alrededor.

Trabajar el entrenamiento mental bajo la disciplina del Mindfulness, hace que notemos relativamente pronto un aumento en nuestra capacidad de concentración sin necesitar esa búsqueda de estímulos de forma tan habitual.

Como cada semana, te invito a explorar sobre esto a través de

  • Post Semanal
  • Práctica formal
  • Práctica Informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Imagen de la semana
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness