Esta semana mi propuesta es que evaluemos nuestra capacidad de concentración de forma personal

Ponte a hacer alguna rutina en casa, con el movil apagado. Aguanta hasta terminar dicha rutina (cocinar, leer, limpiar, arreglarte, comer…)

Cuando termines, toma tu diario y escribe sobre las siguientes preguntas:

¿Como te has sentido?

¿has estado tranquilo o has notado nerviosismo?

¿Tu mente, ha intentado buscar distracciones?

¿Cuanto tiempo has conseguido estar concentrado en la tarea sin echar de menos buscar el móvil?

Ponerte a prueba en este sentido, no solo te ayuda a tomar conciencia sino que es un entrenamiento maravilloso para entrenar esta concentración.