Esta semana te invito a que observes tu tolerancia a la frustración.

No solo en el momento de prepara una oposición, la realidad es que en la vida, casi todas las semanas hay cosas que no salen como teníamos previsto.

La intolerancia a la frustración por ésto, hace que el sufrimiento ante estas situaciones sea enorme.

Te invito a que observes como llevas la frustración. Una de las cosas que hablan de nuestra fortaleza mental, es este momento. Siempre que las cosas no salen como queremos, es muy interesante observar como lo afrontamos.

  • Podemos tragarnos esa frustración, pero la contención activa la emoción de la ira y con ella, muchos efectos desagradables y negativos para nuestro bienestar interno.
  • Podemos explotar y no aceptar que las cosas ocurran fuera de nuestros planes, pero de esta forma, nos victimizaremos y culparemos al mundo de todo lo que nos pase, convirtiéndonos en personas con una difícil relación y con mucha incapacidad para resolver problemas
  • Por último, podemos aceptar, es decir, hacernos cargo de lo que ocurre y poner en marcha nuestras herramientas internas para buscar soluciones o adaptarnos a la situación .

Tomar conciencia de esto, puede ayudarte a modificar este posicionamiento en estos casos y modificar desde la conciencia lo que consideres que necesitas.