Mi propuesta para la práctica informal esta semana tiene que ver con tu forma de afrontar las malas noticias.

Siempre que las cosas no salen como esperamos, nos negamos, nos resistimos a que así sea y si, realmente, hay forma de solucionarlo y de que no ocurra, no está mal intentarlo todo. El problema viene cuando sabemos que lo que ocurre ya no tiene vuelta atrás, que ya tenemos evidencias de que está ocurriendo y comenzamos a negar la realidad en un intento de que no ocurra a base de neustra voluntad.

Observa como afrontas que las cosas no salgan como tu quieres y empieza a tomar conciencia del nivel de aceptación y de tu tolerancia a la frustración.

La toma de conciencia es el primer paso para trabajarnos.