Una de las formas más sencillas que tiene el sistema para amargarnos la vida en el mundo laboral, es convertirnos en borregos.

Estamos en un sistema de empresas jerarquizadas, que catalogan a los trabajadores en una escala , no solo de responsablidad, una escala de etiquetas que categorizan a la persona en función de su puesto de trabajo, convirtiendo a los mandos más altos de las compañías en una especie de personas premium, descendente a lo largo de la cadena de valor en esa escala, que hace que los trabajadores de base, sean considerados personas de menor categoría.

Me da igual quien se ofenda, quien aparente una falsa humildad frente a esto porque la realidad es que, allá donde vayas, percibes y sientes esto.

Cuando una persona se siente ninguneada, por el hecho de ocupar un puesto, cuando una persona no se siente valorada y le hacen sentirse pequeño frente a todos sus superiores en la escala, le impiden mostrar lo que es, lo que sabe y sobre todo, lo que puede llegar a hacer.

Es gracioso pero al final, dentro de una empresa, todos tienen un superior salvo el CEO, por lo tanto, todos se sienten inferiores frente a alguien. Por otro lado, los CEO viven en una soledad permanente debido a esta categorización, donde todos le consideran superior, pero esos Ceos, que son seres humanos, saben que no lo son.

Todos tenemos unas bases de conocimiento y experiencias que nos hacen sentir seguros en nuestros puestos de trabajo, pero todos, somos seres humanos y como tales, sabemos que tenemos nuestras debilidades, nuestros miedos, nuestras inseguridades y que no lo sabemos todo.

Todos sufren y es urgente poner orden en esto. Los estilos de liderazco compasivos, investigan este sufrimiento y sobre todo, intentan evitarlo y aliviarlo.

Este manual habla del lider, de su situación, de inteligencia emocional, de Mindfulness, de asertividad como base de comunicación, de ego, de propósito y de muchas cosas que hasta ahora, no se han tratado y nos han llevado a esta situación.

Poner coherencia y buscar o mejor dicho , recuperar la conexión entre personas en los equipos, empezando por los líderes, es de lo que trata este Liderar sin amargar.

He desarrollado un plan de formación para mandos intermedios en un trabajo profundo que permita reconducir estos estilos de liderazgo. Un viaje de instrospección espectacular que hará que estos líderes encuentren esa coherencia, en sus vidas y en sus equipos.

Tomando conciencia, viviendo en choerencia…