Esta semana estoy haciendo el Camino de Santiago. Es la segunda vez que lo hago y desde luego, es una experiencia que recomiendo a todo el mundo.

Salir de todo, calzarte las botas, meterte en el bosque y hacer un encuentro único contigo, con la naturaleza y con las personas que el camino te vaya poniendo por delante, es un antes y un después.

No somos conscientes de las necesidades que tenemos sin atender en nuestra vida y en una experiencia como esta, tu mente, tu cuerpo y tu alma, gritan

Como cada semana , te invito a explorar sobre esto, desde

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Imagen de la semana