Esta semana mi propuesta de escritura tiene que ver con la música.

Siéntate delante de tu diario y ponte una de las canciones de tu vida. No la oigas, escúchala con tu cerebro.

Tras escucharla con el corazón, escribe lo que necesites, hacia donde te traslada, con qué te conecta de ti mismo, con quien te une, en qué te transforma…. Disfrútalo