Esta semana te propongo que comas algo menos de guisantes y más jamón. No tires la casa por la ventana pero haz alguna cosa, pequeñita, un pequeño paso para esas cosas pendientes que siempre tenemos pendiente por falta de valor, o por excusas varias.

Da ese pequeño paso y saborea lo que sientes