A veces no son los retos, a veces son nuestros límites.

En los retos, nosotros marcamos los ritmos, nosotros marcamos el desgaste y nosotros ponemos la resiliencia…

Piensa en aquello que quisieras hacer pero que no das ese paso en las cosas del día a día y recuerda, un paso, y otro paso, y otro paso….