En muchas ocasiones, nos encontramos con personas de nuestro entorno familiar o laboral de las que llamamos tóxicas.

Son personas que de alguna forma, nos amargan un poco la existencia por ser muy negativas, quejicas o bordes. Nos vacían de energía positiva y nos sumen en una visión bastante triste de la vida.

La mayoría de nosotros, hacemos por alejarnos o no hacerles caso pero muchas veces, los tenemos tan cerca que es imposible y terminan por arrastrar nuestro estado de ánimo hacia el pozo. Compañeros de trabajo, amigos, familiares o pareja, cualquier persona que entre en un estado de sufrimiento permanente, puede tener esa reacción y librarte de ellos, es complicado.

Esta semana analizamos cómo poder afrontar a estas personas para que no haya ese arrastre emocional . Si te apetece explorar sobre esto, como cada semana puedes hacerlo a través del:

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Imagen de la semana