Esta semana te propongo que te vayas con tu recuerdo a un momento importante de tu vida. Un momento difícil, donde de alguna forma, salieron a flote esa recuperación de valores de la que hablo en el Post de la semana.

Haz una reflexión en modo de lista argumentada, de cada uno de esos valores que te recordaron que podías salir adelante. Algunos de ellos probablemente se hayan mantenido, pero es posible que hayas olvidado algunos de ellos.

Tomar conciencia de nuestro potencial en este sentido, puede hacer que tengamos presente todos nuestros valores día a día, afrontando la vida y sus pequeñas o grandes dificultades con mayor calma y seguridad en nosotros mismos.