Esta semana te propongo que pongas conciencia plena en los buenos momentos.

Tras unas jornadas tan duras de esfuerzo, una de las cosas que más me emociona es recordar aquellos instantes de calebración de la llegada de cada etapa.

Tras el esfuerzo, siempre llega la recompensa y ésta, puede ser sencilla, lo importante es tener la capacidad de valorarla y disfrutarla en conciencia plena.