Esta semana, te propongo máxima presencia ante una persona hostil. Analiza en su comportamiento, que reacciones encuentras en ti, cuánto hay de victimización en esas reacciones y en ese estado de conciencia, observa si puedes ver el sufrimiento oculto de esa persona.

Si esa persona te molesta profundamente, plantea la posibilidad de buscar alguna sombra tuya que estás proyectando.

Se consciente, de ti, de la otra persona, de tus proyecciones, de la compasión por el otro y sobre todo, no reacciones desde el subconsciente.

Disfruta los cambios