La diferencia entre tener un buen día y un día horrible, radica muchas veces en nuestro estado de ánimo, este estado en el que no influye nada del día en si, pero que en ocasiones sentimos que no podemos evitar.

Estar de «mala uva», tener «mal humor» es una actitud interna, relacionada directamente con nuestro diálogo interno y nuestra capacidad para superar el sentimiento de frustración.

Si te apetece explorar sobre este tema y trabajar en estar de mejor humor, como cada semana te invito a hacerlo a través de :

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Imagen de la semana
  • Noticias y enlaces de interés
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness