En las próximas dos semanas, toda tu vida se ha de poner en marcha y la de tu familia también. Intenta ser consciente de todo lo vivido estas vacaciones y aliméntate de las buenas sensaciones para que no sea demasiado duro. Analiza todo lo que has podido hacer, con quien has compartido, los sitios visitados o, sencillamente , cómo has disfrutado del merecido descanso.

Intenta poner de manifiesto en casa todas estas cosas y no solo aliviarás esa vuelta a la rutina para ti, sino que lo harás para el resto de la familia.

Intanta no quejarte y sobre todo, sigue buscando aquellas cosas que harás este otoño que sean para ti, para tu bienestar.