«Mi vida está llena de desgracias, de las cuales el 90% nunca sucedieron» Descartes

Cuando salimos del presente, cuando estamos todo el día en busca de estímulos que alimenten una mente dispersa, en un entorno donde no controlamos nada, la mente te sitúa en ese estado de miedo permanente y éste, domina tu mente, tus decisiones, tu vida…

En tu día a día, observa tu miedo y cada vez que sientas angustia por una anticipación de algo que aún no existe, respira de forma consciente y vuelve al presente ,

Hazlo cada día cuantas veces necesites