Esta semana, de forma completamente inesperada, un sentimiento de nostalgia me abrazó de forma inevitable.

De repente, sin tenerlo previsto y sin posiblidad de distracción, un aluvión de recuerdos, llenaron mi mente, mi cuerpo y mi alma.

Sin defensa alguna, no tuve más remedio que estar y sentir y esto, me ha hecho tomar conciencia de lo maravillosa que es la nostalgia, ese homenaja a las cosas maravillosas de nuestra vida y que ya no están.

Si te apetece explorar sobre este sentimiento, te invito a que lo hagas desde

  • Post Semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Imagen de la semana
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness