Las empresas encuentran grandes dificultades para elaborar una cultura coherente con los servicios que ofrecen y sobre todo, con lo que transmiten y viven internamente.

El ritmo de vida que llevamos, dificulta mucho el bienestar de las personas en horarios laborales altísimos, con gran dificultad para la conciliación y en un sistema de mercado muy competitivo y deshumanizados.

Las empresas quieren trabajadores implicados, trabajadores con sentido de pertenencia y sobre todo, trabajadores eficientes. Los trabajadores quieren sentir que importan en sus empresas, que su trabajo es reconocido y sobre todo, que no son anónimos para sus superiores.

Esta semana fui testigo de esa magia, en una cafetería de hospital .

Como cada semana, puedes profundizar en lo que aquí te cuento a través de :

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Noticias y enlaces de interés
  • Imagen de la semana