Toma tu diario esta semana y analiza tu nivel de paciencia.

Soy una firme defensora de vivir el presente, de buscar la forma de que cada día cuente, de que no desperdiciemos una sola hora de nuestra vida sin sentirnos vivos y para ello, debemos mirar al futuro con ilusión.

Tener objetivos, definir metas y sobre todo, respirar y dar pasos hacia su consecución, desde el presente, será la forma de poder ser testigos de la maravilla que es la vida y del paso del tiempo.

Proyectar el futuro no es una forma de no vivir el presente, proyectar el futuro es una forma de configurar tu presente con una visión.

Describe tus proyectos a medio y largo plazo y sitúate en una actitud desde aquí, desde tu diario, en un presente ilusionante, paciente y lleno de valores relacionados con el esfuerzo, jla fuerza de voluntad, la dedicación y la paciencia.