La tendencia a esquivar el sufrimiento por parte del ser humano, es un movimiento inconsciente del cerebro que nos hace sufrir mucho más de lo que nos corresponde.

Cuando ocurre algo que no queremos, tendemos a ignorar o negar lo que sucede, en una huida atroz de las emociones desagradables como son: el miedo, la icertidumbre, la tristeza o la frustración.

Nos llenamos de corazas para no afrontar la parte fea de la vida y nos sentimos injústamente tratados por ésta, cuando las cosas no cumplen nuestras absurdas espectativas.

Si quieres saber un poco más sobre esto, como cada semana te lo cuento a través del :

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Imagen de la semana
  • Instrucciones para tu diariod de Mindfulness