Esta semana estudia cómo afrontas la dificultad.

Ante situaciones difíciles, debes tomar conciencia de cómo afrontas y si realmente, miras el sufrimiento de cara.

Cuando se producen esas situaciones, podemos optar por tres estrategias:

  • Ignorar
  • Negar
  • Aceptar

Cuando nosotros ignoramos o negamos el sufrimiento, construímos corazas invisibles a base de pensamientos recurrentes que se traducen en rumiaciones enfermizas, necesidad de control o apego en exceso. Cada uno de ellos, pensamientos asociados a la ansiedad, a la depresión y a somatizaciones físicas por no afrontar las situaciones que nos producen sufrimiento.

Describe alguna situación difícil de esta semana y escribe en tu diario sobre cual es tu estrategia. Si detectas que ignoras o niegas, relaciónala con alguno de los pensamientos recurrentes e identifica con cual te instalas para no afrontar la dificultad.

Entendido y localizado, cambia tu forma de afrontar y escribe sobre qué pasa si aceptas , qué pasa si te haces cargo de ese sufrimiento y atiendes tus emociones.

Seguro que la diferencia te interesa