Post Semanal

18 febrero 2024

Semana del amor….

Y cuando hablamos de amor, sin darnos cuenta hablamos de dependencia.

Enamorarse y ser correspondido es un momento mágico de nuestra vida donde podemos partir hacia un proyecto en común, donde compartamos espacio y tiempo, donde compartamos una vida con su parte bella y su parte más difícil.

Pero cuando nos enamoramos, nuestra esencia debe permanecer en nuestra vida. Es cierto que el camino compartido no es lo mismo que un camino en solitario, pero en demasiadas ocasiones, me encuentro con personas que cuando están con una pareja hacen un movimiento algo peligroso en sus vidas.

Personas que cuando están solas son capaces de detectar sus necesitades y cubrirlas, cuando tienen una pareja, adoptan una actitud pasiva y desde ahí, quedan a la espera de que sea su pareja quien cubra esas necesidades.

Responsabilizar a nadie de nuestra felicidad se llama dependencia emocional y no es nada sana. 

El tener una pareja no significa que debamos vivir para y por esa persona, no significa que nos echemos a cuestas el cubrir sus necesidades básicas para estar bien, olvidándonos de algo fundamental y es que la durabilidad de una pareja, va a depender de que el uno, sume para el otro.

Si el tener pareja significa que renuncio a las cosas que me gustan para hacer las que le gustan al otro, que me quedo esperando a que el otro adivine, qué necesito para ser feliz y que me lo proporcione, el tener pareja significa que desaparecemos como personas y nos convertimos en pareja de…. Esto no tiene ningún sentido

Cuando alguien se enamora de otro, se enamora de esa persona en este instante, en una versión donde es independiente y cubre esas necesidades para vivir una vida feliz. Si el tener pareja significa que esa persona desaparezca, para convertirse en otra diferente, difícilmente, el amor va a sobrevivir.

El estar esperando del otro, esas cosas que tu necesitas, es esperar que el otro se convierta en ti, es esperar que la otra persona se transforme y es posible, que tras esa transformación, ya no te guste tanto.

El amor es elegido, no es dependencia, el amor es desear la felicidad del otro, no cargar con esa responsabilidad, el amor es sumar, no servir ;     el amor es disfrutar, no tener que…. El amor es felicidad,  no sufrimiento…. El amor es completar, no ser la razón de vivir….

Aunque estés enamorado, no abandones tu esencia, no dejes de hacer lo que te gusta y te hace feliz, no dependas del otro para tener la vida que quieres y si se convierte en tu compañero, vive con la sensación de que tu vida es más completa, pero tu felicidad, no depende del otro.

Vivir el amor con conciencia, es vivir el amor desde el deseo profundo de la felicidad del otro, sin pertenencia, sin obligatoriedad y sin renunciar a tu vida.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia…

Suscríbete para recibir en tu correo mi post semanal

Sólo te envío un correo semanal con las 7 entradas de la semana. Tus datos se mantienen en privado. Lee la política de privacidad para más información.

¿Qué más puedo ofrecerte?

Mindfullness

Curso de iniciación

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Mindfullness

Curso avanzado

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Empresas

Liderazgo emocional

Formación para directivos y mandos intermedios en vivo para humanizar los equipos y a la generación Z.