Post Semanal

14 abril 2024

Hacer sin hacer nada, es una de las expresiones que se utilizan en Mindfulness para definir lo que hacemos.

Sentarnos y dejar que la mente descanse y así, encontrar un espacio de silencio y de calma mental que haga posible ver cuáles son nuestras necesidades internas.

Los seres humanos vamos todo el día mirando hacia el exterior y esta mirada introspectiva a base de silenciar la mente, hace posible que nuestra mente nos ponga delante cosas que jamás miramos.

Cuando formo grupos y empezamos a entrenar en esta disciplina, siento cierto vértigo por si el impacto es imperceptible, pero cosas como la carta de Juan, un interno del Centro Penitenciario donde trabajamos desde hace más de dos años, con el fin de aliviar el sufrimiento tan enorme con el que conviven, hacen que entienda, que el impacto es enorme pero se nota despacito.

«Mi querido yo del pasado, en otro tiempo ni tan siquiera hubiese querido acordarme de ti, pues me hiciste sentirme un ser despreciable, rechazado por mi familia y por la sociedad. Humillado y avergonzado por no haber sabido estar a la altura como hijo, como hermano y sobre todo como padre. Un demonio de color blanco, llamado cocaína, se apoderó totalmente de mi cuerpo y mi mente e hizo que me olvidara hasta de mí mismo. Me convirtió en su esclavo y solo vivía por y para ese demonio blanco. Hizo que me perdiera por angostos y tortuosos caminos que solo conducían a derroteros que acabaron con mi cuerpo en la cárcel. Quizás suene un poco surrealista, que el acabar en la cárcel me hiciera bien, porque de no haber sido así, quizás hoy estaría muerto, pero hoy por hoy, te digo que gracias a mi fuerza de voluntad, mi coraje para afrontar los propios errores, y por superarme a mí mismo y gracias a la ayuda y al apoyo incondicional de mi queridísima madre, y a las muestras de amor y de cariño por parte de mi hijo, cada vez que escucho su voz a través del teléfono y cuando cada noche me quedo dormido mirando su fotografía, te digo, mi estimando yo del pasado, que gracias a ti, hoy en día soy mejor persona, he logrado superarme a mí mismo y he derrotado a ese demonio blanco que tanto daño me causó y que también, hizo que a través de mí, mis seres queridos también sufrieran. Hoy por hoy, tengo altura de miras y mi moral y mi ética, me hacen revivir y fortalecer mis deseos de que algún día, regresen a mi vida los momentos felices y el tiempo perdido» Juan.

Las prisas y la impaciencia con la que vivimos, puede desmotivarnos en nuestra práctica porque los efectos no son tangibles ni a corto plazo. Es como una construcción interna, invisible, que va creciendo sin que nos demos cuenta pero cuando llegan momentos importantes, se despliega de nosotros toda esa resiliencia, esa ecuanimidad y esa compasión que nos cambian por completo la experiencia.

Meditar cada día te dota de grandes recursos para aceptar y afrontar la vida.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia….

Suscríbete para recibir en tu correo mi post semanal

Sólo te envío un correo semanal con las 7 entradas de la semana. Tus datos se mantienen en privado. Lee la política de privacidad para más información.

¿Qué más puedo ofrecerte?

Mindfullness

Curso de iniciación

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Mindfullness

Curso avanzado

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Empresas

Liderazgo emocional

Formación para directivos y mandos intermedios en vivo para humanizar los equipos y a la generación Z.