Post Semanal

28 abril 2024

Las relaciones de amistad son las relaciones más importantes que vamos a forjar en nuestras vidas. Y digo las más importantes, porque las relaciones familiares quedan al margen de esta reflexión.

La familia es impuesta y aunque, es muy interesante no dar nada por hecho y trabajarse este tipo de relación, lo cierto es que son relaciones aceptadas, buenas o malas, tóxicas o sanas, la familia es la familia y aunque la relación no sea beneficiosa, socialmente estamos muy presionados para mantenerlas durante toda nuestra vida.

Los amigos son esa familia elegida, esas personas que has ido encontrando por casualidad durante tu existencia y por una especie de magia, has encontrado personas a las que terminas amando como parte de tu círculo más íntimo.

Pero debemos distinguir tres tipos de amistades. las amistades por diversión, las amistades por interés y las amistades verdaderas.

Las amistades por diversión, van ligadas a una actividad lúdica que nos une y que nos hace sentir bien, por lo tanto, nuestra mente querrá el contacto con esas personas para repetir la acción que nos beneficia. Estas son las amistades de la niñez, los amigos ligados a un deporte en equipo o a una afición determinada. El que sean amistades por diversión, no significa que no sintamos afecto real por estas personas, pero de ellas, debemos esperar que estén ahí, cuando exista la diversión, cuando realicemos la actividad que nos une pero no se convertirán en su mayoría, en amistades verdaderas.

Las amistades por interés, van ligadas a una acción específica que nos une, desde compañeros de trabajo a los que consideramos amigos y queremos, hasta compañeros de aventuras en la adolescencia, donde hemos explorado más allá de los límites permitidos . Estas amistades se mantendrán en nuestras vidas el tiempo que se mantenga ese interés. Por ejemplo, yo he tenido personas a las que he querido mucho en trabajos anteriores, pero una vez que dejé aquellos trabajos y ya no teníamos ese centro de reunión, hemos dejado de vernos. Esto no significa que nos les siga queriendo y que no me alegre de verles, por supuesto que si, pero en mi vida, apenas cabe ya tiempo para verles y el no ir a aquel centro de trabajo, hace que casi no vuelva a verles. Este tipo de amistades también se trabaja en temas de adicciones, los amigos de adicción se confunden en muchas ocasiones, con amistades verdaderas y sin embargo, para poder salir de ellas, es necesario renunciar a estas amistades que por supuesto, se diluirán rápidamente cuando abandonas dicha adicción.

y por último están los amigos verdaderos. A estos podemos encontrarlos en cualquier aspecto de la vida, por causalidad, por diversión, por interés, pero sin darnos cuenta, estas personas se convertirán en persona de tu vida, personas que están todos los días, para cualquier cosa y sobre todo, formarán parte de tus pilares de resistencia en la vida. Estos amigos se convierten en la familia elegida.

Aún así, yo siempre recomiendo que conozcamos bien a nuestros amigos, incluso a los verdaderos y no configuremos expectativas imposibles de cumplir para ellos, porque si no, al final te sentirás decepcionado. Es un error esperar de los demás lo que tu estás dispuesto a dar en una amistad ya que cada persona es de una personalidad diferente y no todo el mundo puede dar todo a los demás.

Hay amigos que saben escuchar y amigos que no saben, no por eso son unos mejores que otros. Es posible que el amigo que no tiene grandes dotes para la escucha sea una persona dinámica y divertida y también te aporta esa alegría que nadie más puede aportarte. Los amigos verdaderos son personas a las que hemos de respetar en su forma de ser, a los que queremos con sus luces y sus sombras, a los que aceptamos en toda su dimensión y sobre todo, personas que amamos profundamente, es decir, que su felicidad te hace inmensamente feliz, al margen de ti.

Uno de los grandes traumas de la amistad son las traiciones, las decepciones cuando sentimos que nos han fallado o abandonado. Estos hechos, normalmente tienen que ver con nuestra incapacidad para soltar aquellos que ya no tiene que estar en nuestra vida y nos empeñamos en aferrarnos a ello.

Desde que nacemos, un montón de personas nos van a ir acompañando en esta historia que es la vida, pero llegado el momento de dejar ir a personas que ya te han dado lo que tenían para ti, si nos las dejas ir, esas relaciones se toxifican y terminan generando este tipo de conflictos.

El protagonista de tu vida eres tu mismo, el resto, son actores secundarios, fundamentales pero no te van a acompañar para siempre y debes respetarlo.

Cuida a tus amigos, ama sin pudor y suelta cuando sienta que esa persona ya te ha dado lo que tenía para ti en esta vida.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia….

Suscríbete para recibir en tu correo mi post semanal

Sólo te envío un correo semanal con las 7 entradas de la semana. Tus datos se mantienen en privado. Lee la política de privacidad para más información.

¿Qué más puedo ofrecerte?

Mindfullness

Curso de iniciación

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Mindfullness

Curso avanzado

Formación en directo para grupos reducidos en versión online y presencial en Murcia durante 8 semanas.

Empresas

Liderazgo emocional

Formación para directivos y mandos intermedios en vivo para humanizar los equipos y a la generación Z.