Esta semana te voy a pedir que hagas algo que te servirá para incrementar tu actitud positiva. Quiero que durante el día, vayas atento a lo que te ocurre. Cada día, nos van a pasar cosas buenas, malas y neutras y las vas a calificar de forma inconsciente.

Cada vez que sientas que te ha pasado algo bueno a tu juicio, respira y hazte consciente de ello y ve haciendo una lista de esas cosas buenas, pueden ser pensamientos, sensaciones o emociones buenas. Por la noche, lee esa lista antes de dormir e intenta recordar cada una de estas cosas que te han sucedido positivas en el día.

Esto te ayudará a dormir con el recuerdo de lo bueno que te ha pasado y tu descanso será más placentero. Si dejamos nuestra mente libre, en esos momentos antes de dormir, lo normal que que nos invadan pensamientos recurrentes y no positivos. Con este ejercicio, vamos a romper esa tendencia y además nos vamos a obligar a estar atentos a lo bueno que nos pasa durante nuestro día a día. Verás qué cambio.